Ojo Seco . Diagnóstico y tratamiento.

El ojo seco es una enfermedad producida por una alteración de la secreción lagrimal. Sus síntomas son: sequedad ocular, enrojecimiento, picazón, ardor, sensación de arenilla o cuerpo extraño dentro del ojo, lagrimeo,  cansancio ocular y en ocasiones disminución de la visión en forma fluctuante o contínua.

Las lágrimas humanas forman una película sobre los ojos que los protegen de la irritación y los mantiene humectados y lubricados. Las lágrimas contienen también nutrientes que ayudan a que sus ojos se mantengan saludables. El parpadeo permite esparcir la película lagrimal sobre la superficie ocular en forma homogénea.

Las lágrimas cumplen diferentes funciones:

  • Defensa natural de la córnea y la conjuntiva.
  • Protegen el ojo contra el viento, calor, frío, smog, etc
  • Remueven partículas extrañas de la superficie ocular.

Una producción insuficiente de lágrimas puede producir el desarrollo de ojo seco, causando cansancio ocular, dolor y hasta cicatrización deficiente de la córnea. Una lubricación adecuada del ojo es posible mediante un equilibrio lagrimal que consta de la producción  de lágrimas de buena calidad y un parpadeo normal.
Cuando ese equilibrio se rompe, o bien se altera por factores externos, la producción de lágrimas altera su composición o disminuye y existe posibilidad de desarrollo de ojo seco y sus consecuencias.
El ojo seco puede afectar tanto a hombres como a mujeres aunque es mas frecuente en éstas, especialmente de edad avanzada. Existe algunas enfermedades generales que pueden ocasionar cambios sobre la lágrima, variando sus cualidades (Diabetes, Enfermedades Reumáticas,etc). El oftalmólogo es quien puede determinar rápidamente si usted tiene ojo seco, mediante la realización de algunos estudios sencillos.

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

Por el envejecimiento normal del ser humano, nuestros cuerpos experimentan una reducción normal de la producción de lágrimas. Sin embargo, ciertas enfermedades y condiciones médicas pueden ocasionar o agravar el ojo seco. Las más comunes son:

  • Infecciones oculares como blefaritis, conjuntivitis, úlceras corneales,etc.
  • Factores ambientales como sol, viento, calefacción, aire acondicionado, uso de lentes de contacto, uso de computadoras.
  • Medicaciones: anticonceptivos, betabloqueantes, tranquilizantes, antidepresivos, diuréticos, conservadores encontrados en la mayoría de las gotas oftálmicas.
  • Cirugías Oftalmológicas (Cirugía Refractiva o de Catarata)
  • Alteración del parpadeo como en la parálisis facial.
  • Enfermedades generales como Artritis Reumatoidea, Sindrome de Sjogren, enfermedades del colágeno o enfermedades dermatológicas como la Rosácea.
  • Estado postmenopáusico.

¿Cómo se diagnostica?

El oftalmólogo es quien puede determinar, estudios mediante, si usted tiene ojo seco. La medicina oftalmológica dispone de diversos tests o estudios que permiten efectuar un diagnóstico certero evaluando la estabilidad y composición de la capa corneal. Algunos de los test mas utilizados son :

  • Test de Schirmer. Permite conocer el volumen de la secreción lagrimal.
  • Test de Verde de Lisamina o Rosa de Bengala. Daño de la superficie ocular
  • BUT o Break-up time. Permite conocer el grado de estabilidad de la capa lagrimal. Si es menor a 10 segundos pone de manifiesto la inestabilidad de la  pelicula lagrimal.

Todos estos test son realizados en el consultorio y sin provocar molestia alguna al paciente.
Pueden requerirse estudios mas específicos de laboratorio (Citología de Impresión u Osmolaridad Lagrimal). Se realizan el un laboratorio bioquímico oftalmológico. No producen molestia alguna.

Cuál es el tratamiento del ojo seco?

Los exámenes oftalmológicos específicos para el ojo seco permiten determinar en función del paciente, el tratamiento adecuado a llevar a cabo. Una vez efectuado los tests de diagnóstico el oftalmólogo suele recomendar el uso de “lágrimas artificiales”.

Las lágrimas artificiales actúan reemplazando las lágrimas verdaderas, es decir suavizan, protegen y lubrican los ojos permitiéndole al paciente mejorar significativamente su salud ocular. Los tratamientos más usuales son:

  • Gotas ( Lágrimas artificiales): Su funciones lubricar el ojo. Hay de consistencia más o menos viscosa y de diferentes composiciones. Depende su caso será la indicada.
  • Gel oftálmico: Es útil cuando se aplica de noche ( antes de dormirse). Suelen utilizarse en combinación con las gotas ( éstas durante el día)
  • Oclusión lagrimal (Punctum plug ): Para mantener la humedad que necesita el ojo, se puede obstruir temporal o permanentemente los puntos lagrimales que son los canales de drenaje de la lágrima. A través de este método se logra que la lágrima permanezca en el ojo por el mayor tiempo posible, ya sean las producidas naturalmente o las artificiales. Este implante se realiza en el consultorio y con molestias mínimas
  • Disminuir las causas externas que lo produzcan: usar antiparras y lentes para sol, protecciones adecuadas en soldadores, etc.
  • Corticoides de superficie: Actualmente se están utilizando corticoides que actúan en las superficie ocular para disminuir la inflamación ocular generada por el mismo ojo seco.
  • Ciclosporina tópica: Se utilizan colirios de Ciclosporina al 0,05% (colirio) en forma crónica dos veces por día lo cual ha demostrado a través de estudios científicos que mejora la sequedad ocular y los síntomas producidos por ella. No producen efectos adversos sistémicos.
  • Medidas Higiénico dietéticas: Ciertos alimentos pueden mejorar la cantidad y calidad del film lagrimal. ( EJ: aquellos que contengan Omega 3)

No todos los casos son iguales. Es importante su consulta al oftalmólogo especializado para tener una idea clara de las características de su caso y posibilidades de tratamiento.